2666 (Narrativas Hispanicas) by Roberto Bolano

By Roberto Bolano

A cuatro profesores de literatura, Pelletier, Morini, Espinoza y Norton, los une su fascinacion por los angeles obra de Beno von Archimboldi, un enigmatico escritor aleman cuyo prestigio crece en todo el mundo. l. a. complicidad se vuelve vodevil intelectual y desemboca en un peregrinaje a Santa Teresa (trasunto de Ciudad Juarez), donde hay quien cube que Archimboldi ha sido visto. Ya alli, Pelletier y Espinoza se enteran de que l. a. ciudad es desde anos atras escenario de una larga cadena de crimenes: en los vertederos aparecen cadaveres de mujeres con senales de haber sido violadas y torturadas. Es el primer asomo de los angeles novela a sus procelosos caudales, repletos de personajes memorables cuyas historias, a caballo entre l. a. risa y el horror, abarcan dos continentes e incluyen un vertiginoso traveling por l. a. historia europea del siglo XX. 2666 confirma el veredicto de Susan Sontag: ?«el mas influyente y admirado novelista en lengua espanola de su generacion. Su muerte, a los cincuenta anos, es una gran perdida para l. a. literatura?». los angeles publicacion de 2666 en l. a. coleccion ?«Compactos?», encuadernado en tapa dura para facilitar su manejabilidad, es un acontecimiento excepcional. ?«Una gran novela de novelas, sin duda los angeles mejor de su produccion, tan prematuramente interrumpida?» (Ana Maria Moix, El Pais); ?«Lo que aqui se persigue y se alcanza es los angeles novela overall, que ubica al autor de 2666 en el mismo equipo que Cervantes, Sterne, Melville, Proust, Musil y Pynchon?» (Rodrigo Fresan, Que Leer).

Show description

Read Online or Download 2666 (Narrativas Hispanicas) PDF

Best literatura y ficcion books

El destripador

A finales de los angeles dГ©cada de los aГ±os veinte se encontrГі en el barrio parisino de Saint-Denis el cadГЎver, brutalmente despedazado, de una mujer. El crimen y su estremecedor parecido con los cometidos aГ±os antes por Jack el Destripador despertaron l. a. curiosidad del poeta y periodista Robert Desnos, que decidiГі investigar a su vez l. a. historia de aquel legendario asesino del Londres Victoriano.

Elena sabe

Quickly after Rita s physique is located, the research of her dying is closed. Her mom appears to be like the single one unwilling to renounce at the fact, yet racked by means of sickness she is the least most likely candidate to move after a assassin. a tough journey from the suburbs to the capital, an outdated debt of gratitude, and a revealing dialog, are the evidence which are spread out during this novel a unique that uncovers the hidden faces of an authoritarian regime and the hypocrisy of society.

Additional resources for 2666 (Narrativas Hispanicas)

Example text

Le digo que el dibujo me parece sospechoso porque no me provoca la risa. El crítico me responde que ya era hora de que viera la obra de Grosz con ojos de adulto y me felicita. ¿Quién de los dos tiene razón? Después volvieron a hablar de Archimboldi y la señora Bubis les mostró una curiosísima reseña que había aparecido en un periódico de Berlín tras la publicación de Lüdicke, la primera novela de Archimboldi. La reseña, firmada por un tal Schleiermacher, intentaba fijar la personalidad del novelista con pocas palabras.

Para mí es un dibujo de Grosz. ¿Quién de los dos tiene razón? »O planteemos la historia de otra manera. Usted –dijo la señora Bubis señalando a Espinoza– saca un dibujo sin firmar y dice que es de Grosz e intenta venderlo. Yo no me río, lo observo fríamente, aprecio el trazo, el pulso, la sátira, pero nada en el dibujo concita mi goce. El crítico de arte lo observa cuidadosamente y, como es natural en él, se deprime y acto seguido hace una oferta, una oferta que excede sus ahorros y que, si es aceptada, lo sumirá en largas tardes de melancolía.

000 kilómetros cuadrados de agua salada, justo entonces, mientras la señora desde la primera cubierta de los pasajeros de primera clase encendía un cigarrillo, con la vista clavada en esa extensión de mar que no veía pero que oía, el enigma, milagrosamente, se aclaró, y precisamente ahí, en ese punto de la historia, dijo el suavo, la señora, la otrora rica y poderosa e inteligente (al menos a su manera) señora frisona, se calló, y un silencio religioso, o peor aún, supersticioso, se adueñó de aquella triste taberna alemana de posguerra, en donde poco a poco todos se fueron sintiendo cada vez más incómodos, y se apresuraron a rebañar sus restos de salchichas y patatas y a vaciar las últimas gotas de sus jarras de cerveza, como si temieran que de un momento a otro la señora fuera a ponerse a aullar como una erinia y estimaran prudente el estar preparados para salir a la calle afrontando el frío con el estómago lleno hasta llegar a sus casas.

Download PDF sample

Rated 4.31 of 5 – based on 33 votes