1984 (Biblioteca Juvenil) by George Orwell

By George Orwell

En esta novela encontramos al lider unico cuya presencia es ante todo una abstraccion, los angeles negacion del individuo, los angeles sustraccion de los angeles informacion: el Gran Hermano. Es, al mismo tiempo, una advertencia y un deseo. El autor ha construido una metafora del imaginario social del siglo XX, al describir un pais carcelario, vigilado por un lugar desde donde se ve a el y a todos.

Show description

Read Online or Download 1984 (Biblioteca Juvenil) PDF

Similar literatura y ficcion books

El destripador

A finales de los angeles dГ©cada de los aГ±os veinte se encontrГі en el barrio parisino de Saint-Denis el cadГЎver, brutalmente despedazado, de una mujer. El crimen y su estremecedor parecido con los cometidos aГ±os antes por Jack el Destripador despertaron los angeles curiosidad del poeta y periodista Robert Desnos, que decidiГі investigar a su vez l. a. historia de aquel legendario asesino del Londres Victoriano.

Elena sabe

Quickly after Rita s physique is located, the research of her loss of life is closed. Her mom appears to be like the one one unwilling to renounce at the fact, yet racked by way of disorder she is the least most likely candidate to move after a assassin. a tough journey from the suburbs to the capital, an previous debt of gratitude, and a revealing dialog, are the evidence which are opened up during this novel a singular that uncovers the hidden faces of an authoritarian regime and the hypocrisy of society.

Additional resources for 1984 (Biblioteca Juvenil)

Sample text

Era como un fantasma solitario diciendo una verdad que nadie oiría nunca. De todos modos, mientras Winston pronunciara esa verdad, la continuidad no se rompería. La herencia humana no se continuaba porque uno se hiciera oír sino por el hecho de permanecer cuerdo. Volvió a la mesa, mojó en tinta su pluma y escribió: Para el futuro o para el pasado, para la época en que se pueda pensar libremente, en que los hombres sean distintos unos de otros y no vivan solitarios... Para cuando la verdad exista y lo que se haya hecho no pueda ser deshecho: Desde esta época de uniformidad, de este tiempo de soledad, la Edad del Gran Hermano, la época del doblepensar...

Era muy sencillo. Lo único que se necesitaba era una interminable serie de victorias que cada persona debía lograr sobre su propia memoria. A esto le llamaban «control de la realidad». Pero en neolengua había una palabra especial para ello: doblepensar. -¡Descansen! -ladró la instructora, cuya voz parecía ahora menos malhumorada. Winston dejó caer los brazos de sus costados y volvió a llenar de aire sus pulmones. Su mente se deslizó por 44 1984 el laberíntico mundo del doplepensar. Saber y no saber, hallarse consciente de lo que es realmente verdad mientras se dicen mentiras cuidadosamente elaboradas, sostener simultáneamente dos opiniones sabiendo que son contradictorias y creer sin embargo en ambas; emplear la lógica contra la lógica, repudiar la moralidad mientras se recurre a ella, creer que la democracia es imposible y que el Partido es el guardián de la democracia; olvidar cuanto fuera necesario olvidar y, no obstante, recurrir a ello, volverlo a traer a la memoria en cuanto se necesitara y luego olvidarlo de nuevo; y, sobre todo, aplicar el mismo proceso al procedimiento mismo.

Winston se despertó con la palabra «Shakespeare» en los labios. La telepantalla emitía en aquel instante un prolongado silbido que partía el tímpano y que continuaba en la misma nota treinta segundos. Eran las cero-siete-quince, la hora de levantarse para los oficinistas. Winston se echó abajo de la cama desnudo porque los miembros del Partido Exterior recibían sólo tres mil cupones para vestimenta durante el año y un pijama necesitaba seiscientos cupones- y se puso un sucio singlet y unos shorts que estaban sobre una silla.

Download PDF sample

Rated 4.74 of 5 – based on 35 votes